17 – Animación Sociocultural

Círculo de Visión 17: Animación Sociocultural

Rompiendo con la metodología planteada y siguiendo con lo que sugiere el título del círculo de visión, se decide generar un proceso de conocimiento y reconocimiento de las experiencias en el tema de cultura viva comunitaria en los distintos puntos de Latinoamérica de quienes participaron. En este nuevo enfoque metodológico se rescató la lúdica como herramienta de transformación social, lo cual se deja de lado en lo que ustedes plantean. Además se incluye los rituales de conexión como medio para permitirnos conocer a la persona que nos acompaña y generar un espacio para el sentipensamiento, entendiéndolo como la posibilidad de incluir nuestras emociones y sesiones corporales dentro de nuestro accionar, posibilitando una descolonización desde nosotrxs, inicialmente. Para el cierre del círculo en el segundo día, ante la poca asistencia, se decide integrarnxs con el círculo de soberanía alimentaria y generar un análisis desde estos dos ejes temáticos.

A partir de la mirada a realidades tan semejantes pero que cuentan con características propias de su contexto, se plantea la construcción colectiva de lo que consideramos como animación sociocultural.

Utilizando el recurso lúdico, el cual se consideró importante a la hora de ingresar a una comunidad, se logra visibilizar la necesidad de construir un dialogo con el otrx, generando un reconocimiento de estx y de su realidad. Además mediante este proceso se evidencia la conectividad de los diferentes actores y actrices comunitarios los cuales deben de ser tomados en cuenta a la hora de generar el análisis.

Es acá que mediante este reconocimiento del otrx la confianza se consolida permitiendo un aprendizaje reciproco que a la vez fundamenta la base para una construcción colectiva del proceso cultural que se espera y/o se necesita en los diversos puntos de trabajo, pues desde el abanico de posibilidades que desde cada individualidad se le puede aportar a la colectividad, surgen nuevas formas de adentrarse y actuar en la realidad de cada comunidad.

En el proceso, se denota la importancia de la construcción lúdica a partir de la alegría como impulsora de la trasformación en el proceso de animación, pues es mediante este puente que se logra romper con estructuras sociales tanto como individuales que coartan la libertad de la persona. Es por esto que se constituye como una herramienta política que aboga por la descolonización de la persona para así poder intensionar un trabajo de liberación desde la comunidad.

Esta animación sociocultural que se perfila desde la cotidianidad de las personas participantes, gestores y gestoras culturales, se realiza ante la necesidad de tener un mecanismo de liberación de una realidad individualista para poder integrar una noción de comunidad. “Desde acá se entiende la libertad”, dice un compañero, pues desde acá se rompen estructuras de miedo, vergüenza y prejuicios.

Es por esto que haciendo un meta análisis se concluye que esta animación se gesta a partir de la necesidad de poder compartir una cotidianidad con las personas que componen nuestro entorno, de sentirse parte de un grupo, de un órgano vivo, como lo es la comunidad.

Ante este análisis, se genera el planteamiento de como comenzar a realizar una animación sociocultural siguiendo esta línea de respeto y coherencia un proceso de liberación de estructuras económicas y sociales que coartan al ser humano. Se propone que el primer paso a seguir para poder iniciar el trabajo de campo es empezar por el trabajo individual de descolonización. Nuestro cuerpo, nuestra mente deben ser más libres, debemos sentir-nos, reconocer y permitir que el amor y la alegría se muevan nuestras acciones. Se dice que debemos cultivar nuestro cuerpo, cuidar con que lo alimentamos tanto espiritual como físicamente. Cuidándonos y conociéndonos se constituye como las mejores formas de dar lo mejor de cada quién, lo cual se refleja en el proceso de animación.

Entendiéndonos a nostrxs primero permite entender a los demás, y es por esto que en el marco del I Encuetro de Cultura Viva Comunitaria, planteamos que nos permitamos ser, reconociendo y reconociendo a los demás, lo cual fue parte de los objetivos de dicho círculo, sentar una base la cual permita en futuros encuentro construcciones más profundas, siempre y cuando se genere un proceso previo como este.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*