15 – Propiedad intelectual y derechos de autor

CIRCULO DE VISIÓN Nº 15 PROPIEDAD INTELECTUAL Y DERECHOS DE AUTOR (PI/DA)

UMSA – FAC. C. Sociales – 20-21/05/2013

 

a)    Principales propuestas y demandas a los Estados y las políticas públicas desde cultura viva comunitaria y en el campo específico de la temática.

–  Que las legislaciones respeten y reconozcan las prácticas comunitarias, sean rurales o urbanas, virtuales y/o que integren diferentes países y regiones que pasan transversalmente las fronteras. Desde las normas legales, los Estados deben reconocer figuras autorales de una o varias comunidades sobre sus productos culturales; es decir, que haya un reconocimiento específico y dedicado de las formas colectivas de hacer cultura. Desde una reinterpretación de las normas, se promueva y beneficie las iniciativas comunitarias. Pero esto debe lograrse SÓLO SI: a) se trabaja a nivel internacional (sintonía entre países), b) haya un trabajo simultáneo de velar porque las culturas comunitarias sigan vivas, reproduciéndose; c) los artistas y creadores sean siempre consultados y puedan intervenir realmente (no nominalmente) en la construcción/modificación de las leyes. La norma no es el fin, sino las prácticas concretas.

–  Lograr que las alternativas autogestionarias sean reconocidas por las leyes y reglamentos de los Estados, y que dejen de existir como alternativas paralelas a éstos; pero sin perder el carácter autónomo y autogestionario. No se necesita depender del Estado ni de las empresas privadas.

–  Se debe hacer una revisión de la historia y reconocer de dónde viene la estructura de las leyes actuales vinculadas a PI/DA, para poder evaluar su aplicabilidad con relación a las culturas vivas y las iniciativas e intereses comunitarios. Lo comunitario es una producción que no sólo involucra lo estético, sino también otros valores de cosmovisión y ancestralidad (otra forma de trascendencia).

–  Generar un trabajo de registro y sistematización de la forma como va evolucionando y recreándose el saber y el conocimiento en las culturas vivas comunitarias; y que esto se articule con plataformas de producción, reconocimiento, registro, comercialización y difusión de culturas.

–  Generar economías solidarias que garanticen que todo creador en cultura pueda ser remunerado por su trabajo.

–  Que los Estados generen mecanismos de registro de las culturas vivas comunitarias, en base a los principios, valores, visiones y éticas que son propios de dichas culturas.

–  Crear puntos de cultura, una idea originada en el Brasil (a nivel federal y estatal), para artistas que trabajan desde lo multidisciplinario, como experiencia a ser difundida en toda Latinoamérica, pero que por ello no deje de ser mantenida y cuidada en el mismo Brasil, a nivel federal, estatal y también municipal.

–  Que los esfuerzos de patrocinio destinados a la cultura (porcentajes de impuesto, mecenazgo, etc.), diferencien producciones independientes y producciones comunitarias, de las que no lo son. Que no todo se vaya para artistas de la industria cultural del main stream.

–  Educación: Vincular educación con cultura. Generar un compromisos de incluir estudios latinoamericanos en todos los pueblos del continente, que hablan o no castellano. Establecer escuelas ‘co-hermanas’ entre diferentes países, para generar una educación más amplia y abierta, que incluya conocimiento sobre la propia cultura y la de los pueblos latinoamericanos, y que acabe formando públicos consumidores solidarios y el desarrollo de identidades culturales.

 

 

b)    Principales propuestas y desafíos, respecto a la temática, para el tejido organizativo de cultura viva comunitaria.

–  Sí podemos encontrar formas de reconocimiento más allá de las leyes y reglamentos vigentes.

–  Generar debate constante para acompañar lo cambiante de la cultura. Espacios de intercambio.

–  Generar formación sobre temas que están vinculados (capacitación, talleres, páginas web de información e intercambio)

–  Generar mayor apertura e interacción con las Sociedades Privadas de Gestión de los países (para saber cómo funcionan y luego poder saber cómo modificarlas)

–  Mayor uso de radios y canales de TV comunitarios y TV por internet, para la difusión de conocimientos, y para actualizaciones, a nivel latinoamericano. Mayor vinculación de las redes ya existentes (p.e. Amarc).

–  Mayor intercambio entre comunidades rurales/indígenas, y comunidades urbanas (colegios, también punto de cultura,  universidades, órganos gubernamentales y ONGs, etc).

–  Organizar más cooperativas, editoriales o disqueras comunitarias e independientes, que estén interligadas, que manejen una distribución democrática, trabajando sobre nuevos conceptos de edición, publicación y distribución, con contratos más flexibles y solidarios.

–  Evitar dependencia: Involucrar más a los consulados y embajadas en proyectos, destacando un sentido internacional o multinacional de las propuestas, involucrando poblaciones interculturales que buscan integración, así se puede evitar la dependencia de los intereses de las empresas y/o los Estados. A su vez, que las empresas deriven recursos para productores culturales, así se evita la dependencia de los Estados (el Estado no es el único que debe apoyar), con proyectos descentralizados.

–  Generar en el Internet páginas desarrolladas a nivel inter-países; que vinculan experiencias concretas y las difunden.

–  Generar en el Internet páginas desarrolladas a nivel inter-países para la difusión y circulación de obras sobre las que se pueda pagar ‘aportes’ voluntarios a los creadores.

–  Evidenciar al Arte como una actividad económica para el desarrollo, que no sólo es simbólico o subjetivo, sino que es una actividad que puede determinar la subsistencia. Se debe usar herramientas de gestión de proyectos para poner en evidencia el Arte visto desde esta perspectiva.

–  Generar la formación de públicos sensibles (que tienen conciencia del trabajo de los artistas y creadores, y que por tanto son parte del proceso creativo).

–  Mientras existan, hacer que las entidades privadas de gestión no cobren sin acuerdos y consultas con los puntos de cultura y creadores de donde ésta emerge. Que haya una fiscalización interinstitucional sobre estos cobros y estas formas de relación. Igualmente con las patentes.

–  Generar y desarrollar un medio interno de comunicación: un FORO, porque es ordenado. Replicar dentro de dicho FORO este debate en las propias comunidades de donde uno viene.

–  Generar economías solidarias: todo empieza desde el Modo de Producción: desde un proceso colectivo y comunitario de producción. Se ocupa funciones y no privilegios. La idea es que haya una producción hecha por personas que al mismo tiempo puedan ser consumidoras de esos productos.  Buscar en la historia formas de producción antiguas que han logrado esto. Generar intercambio autónomo de productos, servicios y saberes. Que no debe depender necesariamente de dinero en efectivo. Abrir escenarios de mercado y tener un justo reconocimiento del valor de nuestras obras. Desarrollar el concepto de industrias creativas, creando puntos de cultura para artistas multidisciplinarios que laburen desde la auto-sustentabilidad.

–  Difundir proyectos de forma plural, con páginas web y otros canales de difusión y que, sobre todo, genere participación interactiva, como herramienta poderosa, y que toque temas que involucre a toda América Latina. Las mejores soluciones pueden venir de la práctica de integración. Así, se puede tocar el problema medular de la incompatibilidad de las leyes y reglamentos de PI/DA, con la producción comunitaria de cultura.

–  Generar red de creadores, intelectuales, científicos, tecnólogos y artistas, para desarrollar diversas actividades en las comunidades. En la práctica, se ha descubierto que, si bien el internet es un recurso poderoso, esto no es lo único ni lo definitivo. La interactividad humana es crucial. Una verdadera visión comunitaria, sin desarrollar la idea de la competencia. Así se pone en evidencia los diferentes ‘discursos’ sobre la cultura, en los que no hay una visión de cultura como espectáculo solamente.

–  Difundir con urgencia: a) La comercialización del Arte no es algo malo en sí misma, PERO, no es lo mismo lo industrial que lo corporativo; b) tecnología no es sinónimo de pérdida de principios, valores, identidades, etc.; c) existen alternativas, más allá del Estado y sus leyes, que no son necesariamente ilegales, para lograr diversas formas de reconocimiento a la creación comunitaria y autogestionaria.

–  Creación de un órgano de registro inter-países, multilateral, para el registro de productos culturales comunitarios que permita que dichos registros no sean sólo nacionales. Esto, con la ayuda de códigos de registros, puede promover la comercialización justa vía internet (ver SafeCreative.org, y www.musicaemercado.org; entre otros, buscando que a nivel continental, Latinoamérica tenga una plataforma similar, pero que sea de registro y difusión gratuitos, como www.jamendo.org).

–  Generar un esquema legislativo multinacional para reconocer los derechos vinculados a las culturas comunitarias en Latinoamérica, que sea democrático e incluyente, y que contemple la Economía Solidaria

 

–  PARTICIPANTES:

  1. David Pineda, Cultura Libre – Chile, www.cluch.cl, dahalpi@gmail.com
  2. Cinthya Vergara, Cultura Libre – Chile, www.cluch.cl,, joquito@gamil.com
  3. Aaron M. Lévano Vargas, El Agustinazo (Perú), aaron.marcelo@hotmail.com
  4. Juana Tambo Gómez, Wayna Tambo – RD (Bol), janitamarzo@yahoo.es
  5. Domingo Suárez, Colectivo Espika Despierta tu Magia (Urug), acordeonamor@gmail.com
  6. Renato Delgado F. Red TACEP (Bol), renatodelgadofe@gmail.com
  7. Bryan R. Cornejo Krebber, UMSA Carrera Historia (Bol), bryankrebber@gmail.com
  8. Waskar F. Rozo T., Wayna Tambo – RD (Bol), rozo.waskar@yahoo.es
  9. Antonio B. Hidalgo Carrión, SOBODAYCOM (Bol), ahidalgo71@hotmail.com
  10. Gabriela Durán, Mercadito Pop (Bol), capelu@gmail.com
  11. Simone Colucci, Instituto Tocando em Você-Ponto de Cultura Tocando o Rio (Bra), tocandoemvoce@gmail.com
  12. Wellington V. Barbosa, Ponto de Cultura Tocando o Rio (Bra), vianaw19@hotmail.com
  13. Nelson Martínez, Escuela de Cine de El Alto (Bol), pucaranicine@gmail.com
  14. Esther Ayllón S., M.N.C.V.B, Colectivo de historia cuenta tiempos, esaillon@gmail.com
  15. Josefa Fernández Allen, Secretaría de Habitar e Inclusión – Gobierno de la ciudad de Bs.As., jose_allen@hotmail.com
  16. Juan Carlos Cordero, Colectivo ALTA-PI, sikus.bolivia@gmail.com, altapi.info@gmail.com
  17. Bernardo Rozo L., Colectivo ALTA-PI, rozosensei@yahoo.com, altapi.info@gmail.com

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*