13 – Descolonización y despatriarcalización

CÍRCULO 13: DESCOLONIZACIÓN Y DESPATRIARCALIZACIÓN- LA PAZ, 21 DE MAYO DE 2013

En  el marco del Primer Congreso de Cultura Viva Comunitaria, participantes de Bolivia, Argentina, Brasil, Chile, Perú y Colombia reunidos en la Mesa de Descolonización y Despatriarcalización planteamos lo siguiente:

Entendemos el patriarcado como un sistema fundante anterior a la colonización y  que actualmente sostiene a los patrones de poder, capitalista y de  otros sistemas  económicos, como formas de opresión política y social de mujeres, hombres, indígenas, afrolatinos y otros grupos sociales marginalizados.

Entendemos por despatriarcalización al  desmontaje de  las relaciones de poder que han privilegiado lo masculino sobre lo femenino, partiendo de la construcción de relaciones sociales armónicas, de una cultura de respeto a la  diversidad y el encuentro con la naturaleza/ madre tierra; luchando por la eliminación de las inequidades sociales, culturales y de clase.

Es nuestra misión desmontar los criterios y estereotipos de la racionalidad moderna que ha ubicado al ser humano- hombre- como el centro del universo, invisibilizando y descalificando los aportes de las mujeres a la  economía, a la construcción de la sociedades y a la construcción de la vida. Los estereotipos de género  han sido alimentados por la educación, el sistema capitalista y civilizatorio que ha discriminado a las mujeres  no reconociendo sus aportes a la.

La descolonización apunta a la eliminación del patrón colonial de poder, moderno, civilizatorio e  individualista que ha sido impuesto a través de la iglesia, la educación  y los sistemas económicos patriarcales; es por lo tanto la transformación de todos los paradigmas que han subvalorado los  saberes tradicionales de nuestros pueblos originarios y ancestrales, estructurando nuestras sociedades con marcas raciales y patriarcales.

La cultura viva comunitaria propone enfrentar la descolonización y despatriarcalización a través del reconocimiento e incorporación de la cultura de género en la plataforma de la diversidad cultural con propuestas específicas y transversales a todos los espacios de la cultura.

Es importante impulsar políticas públicas que  respondan a las necesidades y luchas de las organizaciones, los pueblos de manera autogestionaria desde la presión social y el empoderamiento de los pueblos y organizaciones En este sentido apoyamos la demanda del 0.1% de los presupuestos nacionales para la cultura viva comunitaria.

Es fundamental impulsar con una  visión integral  la transdisciplinariedad  en la cultura y el arte y otras disciplinas recuperando saberes, conocimientos, expresiones artísticas tradicionales, como una forma de descolonización de la historia y de la cultura.

Partiendo de estos planteamientos proponemos en amplio consenso lo siguiente:

  1. El Estado debe apoyar  leyes y normas que surjan de las iniciativas comunitarias de base, de la  presión y la organización social y que respondan a las necesidades reales de la población.
  2. Promover, impulsar y difundir la acciones de lucha organizada y comprometida por la transformación de los estereotipos y de los roles entre hombres y mujeres,  tanto en espacios públicos, educativos, culturales, como mediáticos y virtuales.
  3. Incluir  el enfoque  descolonizador y despatriarcalizador como eje transversal de la cultura viva comunitaria en los procesos culturales de  creación y  proyección artística,  intervención pública y  procesos formativos desde el arte que incluyan la  formación a niños/as y jóvenes y a educadores.
  4. Promover reuniones y encuentros regionales y/o nacionales, de cultura viva comunitaria, para arribar los Congresos Latinoamericanos con propuestas territoriales consolidas sobre los mecanismos culturales y artísticos de descolonización y despatriarcalización.
  5. Promover espacios de reflexión y deliberación política desde las comunidades de base en la  lucha contra toda forma de opresión machista, sexista, capitalista,racista y clasista, a través de políticas públicas orientadas a superar las discriminaciones  contra las mujeres y culturas subalternizadas, impulsando además la investigación permanente sobre la situación relaciones de poder
  6. Romper el individualismo y fortalecer la  defensa del bien común y la relación con la Pachamama/madre tierra,  en contra de la privatización y la propiedad privada, a través de los conocimientos y los saberes ancestrales en los procesos culturales.
  7. Promover la organización de movimientos culturales autogestionarios a nivel local para romper el paradigma de la  modernidad en los roles humanos donde exista la libertad de género en las diversidades culturales.
  8. Generar espacios de  denuncia y aclaración de conceptos a través  de diferentes expresiones e intervenciones artísticas y educativas para visibilizar, sensibilizar y concientizar a la población en contra de estas formas de dominación.
  9. Construcción de nuevas masculinidades para repensar los roles, a través de procesos artísticos de formación.
  10. Articular la cultura viva comunitaria con los procesos de educación formal  no formal y académica.
  11. Luchar para que nombres de calles, espacios públicos, ciudades, monumentos, banderas y símbolos  no respondan a nombres de  colonizadores, dictadores y/o traidores a la patria.

RECOMENDACIONES

  1. El próximo Congreso debe denominarse de “Culturas Vivas y Comunitarias” porque no hay una sola manera y forma de vivir y concebir la cultura, no se puede homogenizar la cultura ni generar discriminaciones entre las identidades.
  2. Se recomienda que todos los países latinoamericanos, tomando el ejemplo boliviano y ecuatoriano, deberían ser estados plurinacionales y que esto se exprese a través políticas públicas y prácticas ciudadanas.
  3. Retomar desde una visión viva y armónica el relacionamiento con la naturaleza como madre tierra en un justa reubicación de los seres humanos en la búsqueda de un equilibrio armónico.
  4. Promover el cambio del calendario gregoriano por el calendario lunar, puesto que este responde a los ciclos de la naturaleza y no a los condicionamientos mercantiles del gregoriano.
  5. Impulsar el rescate de nuestros alimentos y productos autóctonos en  defensa de la soberanía alimentaria  y nuestra identidad ancestrales, así como de los  saberes y conocimientos de hombres  y mujeres.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*