Tomar el cielo por asalto

por Iván Nogales – Fundación COMPA, Teatro Trono –

Esa fue la frase que los rebeldes de siempre enarbolaron en cada una de sus incesantes rebeldías. Negados, ninguneados, marginados, excluidos, aplastados, alejados, desterrados, los eternos de la cola, desearon dejar de ser el moco de pavo, la mierda, basura, lixho, desechables de una sociedad chatarra que cada día fabrica mas chatarra, acumula más, desecha más, basurea más, tanto cosas como personas.

Soñaron con tomar el cielo por asalto, el poder, para democratizar la felicidad, los abrazos y la alegría. Vivir Bien fue siempre el horizonte, el puerto adonde llegar. Tomar el cielo por asalto, fue siempre la consigna de tomar a la felicidad por la cintura y bailar un eterno huayño.

Y cuando a fuerza de locura que calzó nuestros cuerpos, y de la nada hicimos florecer radios comunitarias, bibliotecas, grupos teatrales, grupos de solidaridad contando cuentos, en fin cualquier expresión de locura que en concreto ha sido primero un asalto de nuestro propio cuerpo, liberándolo del poder de la mesura, el orden, la asepsia, la pulcritud intachable, asomó esa fuerza inclaudicable de buscar la felicidad, sensación primaria de preservación de la existencia. Tomar el cielo por asalto, es tomar la vida con poesía, esto es con alegría plena.

1er Asalto Poético – COMPA Teatro TRONO – El Alto – Ciudad Satélite – Poética del Sueño.

No hay existencia palpable, tocable, olible, gustable, mirable, oíble, que no tenga su existencia previa en ser soñada. Así es, al principio sueño, después la existencia. También es posible explicar a la inversa, que no hay sueño posible si no existe un cuerpo que lo emane. Ambas variantes existen. Pero es ineludible imaginar la existencia sin sueño. Somos sueño, sueño palpable.

Antes de existir fuimos soñados, deseados y hoy somos. Somos sueños materializados.

Y este lugar fue innumerables veces imaginado, planeado, la mejor definición es, soñado. Cada ventana, puerta, rincón, galerías mineras, formas caprichosas de esta casa fueron acunadas en sueños.

Nació la caravana por la vida y el Congreso.

2do Asalto Poético – Multifuncional en la Ceja – El Alto. Poética de la Rebeldía. El Alto, donde nació la Bolivia contemporánea y el Estado Plurinacional.

Hace pocos años ser alteño era sinónimo de vergüenza, desprecio. Recuerdo que paseando las calles paceñas, si alguien aludía a El Alto como el rincón de vagabundos, indios sucios, donde hacemos campeonatos de pugnas por ser cholos ignorantes, que nos despedazamos por migajas y olemos a suciedad todo el tiempo, no podía menos que sentir rabia, se me crispaban las manos y me tragaba los improperios con saliva agria.

Pero cuando nuestros pasos ondearon y avivaron un camino sinuoso y después llano, cuando la historia empezó a caminar sobre nuestros polvorientos zapatos y abarcas. Cuando las wawas colgadas en las espaldas de nuestras mujeres indomables, recibían sus cotidianas lecciones de lucha popular callejera, con gases, empujones de policías, leche agria, y besos de mamá después de jornadas de cansancio galopante, de marchas protestando a voz pelada, dignidad plena para el futuro de estas wawas, entonces El Alto se arrimó a la historia y empezó a escribir su propia historia, y con ella, la historia mas bella, la transfiguración de un cuerpo dolido, maltrecho, cabizbajo, en uno que levanta la barbilla y puede mirar el rostro de los otros, sonreír a mandíbula abierta, llorar de liberación de las cadenas al cuerpo que no le permitían sentir dignidad y orgullo de ser andinos, ser cholos, ser indígenas. Es la revolución de los cuerpos, de la rebeldía.

El Alto es el lugar donde se sepultaron las reminiscencias coloniales, y seguiremos sacudiéndonos de ese yugo, esa esclavitud y obediencia de nuestro cuerpo al miedo. El Alto es el lugar donde nació la nueva Bolivia. Aquí nació el estado Plurinacional. Aquí cayeron dictadores, aquí nació el primer presidente indígena. Aquí muere la colonia, aquí nació COMPA, El Wayna Tambo, Inti Phajsi, Kalakaya, y tantas otras agrupaciones que hacen de los cuerpos territorios liberados. Somos El Alto rebelde. El Alto de pie nunca de rodillas.

3er Asalto Poético – Cementerio General de La Paz. Poética de la muerte. Los que descansan son llamados a sumarse a la vida de la Cultura, los incorporamos porque son quienes nos dieron existencia, viven con nosotros.

Somos la prolongación de existencia de todos aquellos y aquellas que pueblan esas calles de muertos. Hoy muertos, ayer fueron transeúntes, ciudadanos de esta urbe, caminantes de vida, como hoy nosotros y mañana los acompañaremos.

La muerte es mentira, el otro lado del espejo, otra existencia, otra vida. La vida es muerte, la muerte es vida. Un ciclo incesante, un eterno retorno.

Benjo Cruz, compadre Palenque, beneméritos de la guerra del chaco, de las innumerables guerras con las dictaduras, Luís Espinal, Gualberto Villarroel, los miles Juan Pérez y todas las calaveras que son el centro de los rituales colectivos en la celebración colectiva de las ñatitas, acompañennos en esta marcha por la vida, en estas caravanas por la paz, ustedes fueron la cimiente para estos pasos de todos los rincones de America Latina, que hoy camina rumbo a conquistar nuevamente San Francisco.

4º Asalto Poético – Ex Estación Central La Paz. Poética de la Memoria. Los espacios públicos son recuperados por la vida.

En este monumento colectivo pasearon nuestros abuelos y abuelas, corrieron en sus andenes, al son del el silbato de los trenes y el vapor de las locomotoras. La Paz entera se acicalaba rumbo a las estaciones de las ciudades conectadas por hilos metálicos terrestres que se enchufaban unas a otras como hoy diríamos en puertos USBs.

Este espacio abandonado es fuente de memoria colectiva. Y como tal debemos honrar el pasado, y nuestros antepasados. Somos lo que honramos, veneramos, respetamos. Cuando le damos las espaldas  a la memoria, hacemos una afrenta a nuestros seres queridos, o sea a nosotros mismos.

Querida Estación Central, queremos pedirte perdón por haber tardado tanto. Hoy tenemos algo más de físico, con algo más de capacidad para reclamarte, cuidarte. Así como con nuestros muertos, también en adelante queremos llevarte, que nos acompañes.

5º Asalto PoéticoPoética del Cuerpo. La revolución de la alegría irrumpe en el corazón de La Paz. 18 hrs – Llegada a San Francisco.

Cuando Tupac Amaru o Tupac Katari fueron desmembrados, y cada parte de cuerpo alejado y separado y escondido, para que no se encontraran, nació el mito del reencuentro, del Incarij, de que un día el cuerpo volverá a unirse. Y desde entonces cada protesta, cada acto rebelde, cada marcha, es un camino al reencuentro del cuerpo, de las partes.

Aquí en San Francisco, estuvieron todos los cuerpos que soñaron, se hicieron rebeldes, y marcharon en infinitas concentraciones haciendo el trayecto que hoy hicimos.

Este es un homenaje a todas las generaciones de mujeres y hombres que construyeron este país, a todas las protestas de cuerpos de hombres y mujeres magulladas por el esfuerzo y el empeño en calibrar el espesor de sus demandas y transformarlas en actos corporales reclamando sus derechos.

Las Caravanas continentales son esos pedazos de cuerpos que hoy se vuelven a unir.

Sueño, rebeldía, muerte y vida, memoria, esta marcha y cada marcha es una poética de la descolonización de nuestros cuerpos.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*